Francisco Gonzalo Seijo Alonso.

El escritor gallego conocía su 'país' y Alicante, mucho mejor que los nativos

«Nada más bajar del tren, se detuvo un momento y dibujó la estación», evoca con dulzura Ángeles Seijo, médico de familia e hija de Francisco Gonzalo Seijo Alonso, gallego de Castrelos, Vigo, radicado en Alicante desde 1953.
 «A los pocos meses conoció a mi madre y enseguida se casaron», repasa.

En un domicilio plagado de óleos y carbones del investigador y escritor, con columnas de su abundante obra apilada en el pasillo y el comedor, su viuda, María Ángeles Ramírez, una dama amable y primorosa, es más precisa.
Y aún con charcos en la memoria, refresca mes a mes aquel romance inaplazable: «Él llegó en noviembre, en diciembre nos conocimos y en julio nos casamos». Y se levanta de una butaca roja y confortable para cederme una foto de su esposo «en la que está muy guapo», mientras sus nietos, nene y nena, cabecean a unos palmos.

Autor de medio millar de artículos publicados en cabeceras locales y de hasta 29 títulos colmados de paisajes, costumbres e intimidades valencianas, Seijo Alonso fue un extraordinario detective terrenal, un devoto de las tradiciones cercanas, un coleccionista de fogones, all-i-olis y postres, un inspector de helados y turrones, un paracaidista gallego, dominguero y tozudo, que acabó conociendo su país mucho mejor que los nativos.

Un explorador a la intemperie de todo nuestro planeta más cercano. Con un tutti-frutti de tomos sobre artesanía, etnografía, folclore, arquitectura, viajes, curanderismo, enología, aguas termales, bebestibles o manducatoria (sic). Algunos editados por la Diputación y el resto rascándose el bolsillo. En Ediciones Seijo, que imprimía en Editorial Villa, calle Catral, 16, Florida Baja, Alicante.
Rutas familiares Castillos de Alicante fue su primera publicación, en 1964.

A ella le siguió un arroyo de ediciones, sobre todo en los setenta. Desde La cuina i el menjar alacantí, reeditado por el Instituto Juan Gil-Albert, a Repostería típica de la región valenciana o La paella y 175 recetas típicas de arroz. Más su indagador libro sobre Los fantasmas de Alicante, Valencia y Castellón, reanimando términos olvidados: bubotes (buberotes, mumerotes o mumarantes), carassetes y muixeranges, òbiles o follets.

Dueño de un almacén de chapas y tableros, «La maderera alicantina», lindante con el techo de su casa y hoy un bazar chino, «todo se lo pagaba de su bolsillo y editaba por hobby, por placer, porque amaba esta tierra», refiere Ángeles Seijo. ¿Su forma de trabajo?: «cerraba el almacén a las seis de la tarde y se subía a casa, para escribir hasta el momento de la cena. Casi tres horas. Era muy feliz», rememora su chica.

Para preparar los escritos, la familia se transportó con él en varios Seat 600 con el cuentakilómetros agotado, además de en un Simca y en un Renault Megan. Todos le acompañaban: Francisco, el hijo mediano; la esposa, incluso embarazada de Arturo, el menor; Ángeles y la abuela.
«Viajábamos de arriba a abajo de la Comunidad para ver molinos o torres vigías, conocer recetas culinarias, etc.», refiere Ángeles. «Él llevaba su cámara de fotos, un maletín grande y una carpeta con folios para apuntar. Escribía a lápiz. Menos con boli. Su amor por nuestras cosas era enorme».

De esas excursiones sencillas, proyectadas, surgió Curanderismo y medicina popular en el País Valenciano, Castillos del País Valenciano, Torres de vigía y defensa de la costa en el Reino de Valencia, Balnearios y aguas medicinales de Castellón, Valencia y Alicante o Las bebidas valencianas, un amplio tratado sobre la variada oferta de neu amb llima, aigua mel, aigua sivà, begudeta de peres o de poma, llet d'atmeles o alborços en raïm.

Y también La vivienda popular rural alicantina, un sucinto vademécum de cuevas, barracas, casas con torre, masías, alquerías, riu-raus y naias comarcales. Más su buscada Guía secreta de Alicante; su vendido Alicante artístico, turístico y monumental; sus Vinos, mistelas, anisesy aguardientes o sus dos últimos trabajos, de 2004: Alicante ilustrado (1154-1672) y el Asesinato de los barones de Agres y Sella de la familia Calatayud en la amurallada ciudad de Alicante en 1619.

Reconocimiento en junio de 2013 y en un reivindicativo y conmovedor artículo, el escritor y poeta José Luis V. Ferris definía deliciosamente a Seijo Alonso como «un tipo largo, enjuto, de trato algo áspero a las primeras de cambio pero dispuesto a soltar poco a poco el hilo de la afabilidad, según discurrieran las cosas».

Un investigador con «pasión por la charla, por el contacto con las gentes de aquí, por el testimonio directo». Un ebanista inolvidable, obstinado, creativo, fallecido el sábado 18 de mayo de 2013, a los 88 años y en el Hospital de Sant Joan d'Alacant, tras una inevitable enfermedad.

Un gallego aún carente del homenaje público y oficialmente ignorado. Un alicantino sin calle en la ciudad, sin abrazos, que se merece y mucho.
Un amigo de los de antaño, de los que cuando te podia ayudar no lo dudaba y que sellaba con un fuerte apreton de mano.

HASTA SIEMPRE AMIGO MIO

REDACTOR: ISMAEL BELDA Alicante 14/11/2016 09:30
ORIGEN DEL ARTICULO: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2016/11/14/5828b8d422601d75428b4672.html
ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO , TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en La Cuina i el Menjar Alicantí son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.
EN RECONOCIMIENTO Y RECUERDO A UN ILUSTRE AMIGO (Francisco Gonzalo Seijo Alonso) QUE REGALANDOME UNO DE SUS LIBROS (La cuina i el menjar alacantí) ME SUPO DAR LA ILUSION POR NUESTRA COCINA Y NUESTRA TIERRA ALICANTINA... EN SU HONOR Y POR SU MEMORIA: Francisco Gonzalo Seijo Alonso -

Ingresa tu correo

Entradas populares

Registro Propiedad Intelectual

Registro Propiedad Intelectual

Google+ Badge

Google+ Followers

LA COCINA ALICANTINA

LA COCINA ALICANTINA
(La cuina i el menjar alacantí)

Francisco G. Seijo Alonso.

Francisco G. Seijo Alonso.
BIOGRAFÍA